sábado, 12 de marzo de 2011

D.- Trastornos del lenguaje.

CLASIFICACIÓN DE LOS
TRASTORNOS DEL LENGUAJE

El desarrollo del lenguaje es crucial en nuestra maduración. Aunque la comunicación existe en el niño desde prácticamente su nacimiento, esta es eminentemente no verbal. El lenguaje comenzará a aparecer en los primeros meses, pero lo habitual es que lo haga durante el segundo año de vida.
Cuando el lenguaje no se desarrolla de manera adecuada, se ven afectados factores de la comunicación, también factores intelectuales y de la personalidad de las personas, lo que puede interferir en las relaciones y rendimiento escolar, social y familiar.
La Logopedia es la disciplina que trata estos problemas del habla, lenguaje y comunicación.
El desarrollo del lenguaje es crucial en nuestra maduración.
Podemos distinguir varios tipos:
  • Alteraciones en el habla:
  • Dislalias (dificultades de pronunciación)
  • Disglosias (dificultades de pronunciación por causa orgánica)
  • Retraso fonológico (retraso en el habla)
  • Alteraciones en la fluidez
  • Disfemias: tartamudez.
  • Apraxias, dispraxias y disartrías.
  • Alteraciones en el lenguaje:
  •  Retraso del lenguaje.
  •  Trastorno específico del lenguaje (Disfasias).
  •  Afasias.
  • Terapia miofuncional:
    • Deglución atípica.
    • Respiración oral.
  •  Alteraciones en la lectoescritura:
  • Retraso lecto-escritura.
  • Dislexias.
  • Disgrafías.
  • Disortografía.

Trastornos del Desarrollo del Lenguaje (TDL) o disfasias.

Los TDL son trastornos neuropsicológicos de la función lingüística. Radican en la dificultad persistente y de afectación variable para el procesamiento del lenguaje. Esta dificultad no puede ser explicada por ninguna otra causa aparente como el retraso mental y otros déficits sensoriales o motores.
El alumno con TDL presenta un nivel de competencia lingüística inferior al resto de sus capacidades.
La prevalencia de este trastorno en población escolar se aproxima al 2%.

Dislexia.

Es un trastorno con fuerte carga genética y de base neurológica, específico del aprendizaje de la lectura. Afecta al proceso de lectoescritura que manifiestan los escolares con una ajustada inteligencia y motivación, y atañe indistintamente a ambos sexos, con un porcentaje de prevalencia en población escolar entre el 5 y 17%.

Trastorno del lenguaje expresivo

El trastorno puede manifestarse por la presencia de un vocabulario sumamente limitado, con errores en los tiempos verbales, dificultades en la memorización de palabras o en la producción de frases de complejidad propias del nivel evolutivo del sujeto.
Las dificultades del lenguaje expresivo interfieren en el rendimiento académico o laboral, o la comunicación social. Antes de nada se debe descartar la existencia de un retraso mental, déficit sensorial o motor del habla, o privación ambiental.

Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo

Los síntomas incluyen los propios del trastorno del lenguaje expresivo, y dificultades para comprender palabras, frases o tipos específicos de vocablos, como por ejemplo los términos espaciales.
Estas deficiencias del lenguaje receptivo y expresivo también interfieren en el rendimiento académico, laboral y social.

Trastorno fonológico

Supone la incapacidad para utilizar los sonidos del habla esperables y propios de la edad e idioma de la persona (como errores de la producción, utilización, representación u organización de los sonidos, tales como sustituciones de un sonido por otro.

Tartamudeo

Es una alteración de la fluidez y organización temporal normales del habla (adecuadas para la edad del sujeto), caracterizadas por repeticiones de sonidos y sílabas, prolongaciones de sonidos, interjecciones, etc.
Se caracteriza por la presencia de pausas dentro de una palabra (palabras fragmentadas), pausas en el habla (bloqueos ya sean audibles o silenciosos), repeticiones de palabras monosilábicas, circunloquios o sustituciones para evitar las palabras problema o palabras producidas con un exceso de tensión física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario